Rivera es magíster en Diseño de Iluminación Arquitectónica de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Wismar (Alemania).

La brillante carrera profesional que durante seis años ha llevado a cabo en Alemania y Suiza el arquitecto Juan Felipe Rivera Troncoso es motivo de inspiración para los estudiantes de la Universidad de Ibagué; de ahí, la conferencia Diseño de iluminación arquitectónica, en la que canalizó importantes reflexiones sobre el tema.

Precisamente, en su charla con los estudiantes comentó lo importante que es la luz para cada proyecto relacionado con la construcción de un nuevo espacio. "La luz es la que nos va a modelar el espacio. Un espacio sin luz es muerto, plano y frío, pues es uno de los componentes más importantes".

Rivera Troncoso labora desde 2012 en la oficina de LICHT01 (Hamburgo), pero también en Suiza. En ambos territorios se ha dedicado a llenar de su conocimiento hoteles y viviendas privadas, lo que le ha enseñado que "hoy en día hay mucho por hacer con la luz".

Precisamente, en su conferencia entregó a los estudiantes tanto de Arquitectura como de Diseño y algunas ingenierías su experiencia y algo de terminología clave en esta práctica, como la luminancia, el Índice de Reproducción Cromática y la temperatura del color, representada en grados Kelvin.

Luz y medio ambiente se complementan

Además, hizo hincapié en la relevancia del medio ambiente en los avances sobre la luz: "Necesitamos iluminar los espacios de una forma adecuada. Durante el día necesitamos la cantidad de luz suficiente y a la noche es mejor reducir un poco y dejar que el cuerpo se ajuste al medio ambiente y al espacio".

Enfatizó en el devenir sobre los estudios de la luz, desde el clásico Stonehenge hasta las modernas e imponentes catedrales y su composición de vitrales, así como en el uso de la tecnología LED, conceptos que han marcado su profesión como uno de los más influyentes en su campo.

Y todo viene desde su estudio en Unibagué. "La Universidad me ayudó a estudiar, además tiene herramientas y oficinas que ayudan mucho a los estudiantes, así que deberían aprovecharlas así como lo hice y ha funcionado", confesó, luego de su encuentro con centenares de profesionales en formación.

"Es chévere siempre seguir profundizando y toda la arquitectura es un campo muy abierto y amplio, pues no solo trata de la iluminación. Los invito a que profundicen y lean un poco más, a que usen la luz en sus proyectos de estudio y talleres, que sigan estudiando", añadió.

Y sobre su experiencia en el extranjero, de seis años, afirmó que "hoy en día uno tiene que seguir estudiando para aprender y buscar opciones mejores. Estudiar en otro país da oportunidad no solo de aprender lo que se estudia sino, además, de intercambiar culturas y conocer cosas nuevas".