Eduardo
El profesor vislumbra todo un corredor histórico con potencial cultural turístico.

Eduardo Peñaloza Kairuz, docente de tiempo completo del Programa de Arquitectura de la Universidad de Ibagué, presentó la ponencia Proyecto de Consultorio Arquitectónico de la Universidad de Ibagué en Ambalema, estrategia de apoyo al patrimonio cultural de la región, en una agenda académica desarrollada el 19 de julio, en la conmemoración de los 50 años de la Sociedad Colombiana de Arquitectos (SCA).

La intervención de Peñaloza se enfocó en postular la necesidad de un espacio en el que la mirada arquitectónica sirva como asesoría para los habitantes de Ambalema y, a manera de observatorio, se puedan postular proyectos con los que se cuide y promueva el valor patrimonial del lugar.

Hablar de patrimonio cultural en el Tolima, en concepto del profesional, es hablar de Ambalema, lo que implica rememorar el siglo XIX y el valor cultural que el paso del tiempo ha impregnado en sus suelos. Su infraestructura colonial, el peso histórico que hay en sus calles, los vestigios de la colonia y el asomo de la modernidad desde los rieles del tren hacen de Ambalema un lugar que resume lo que fuimos y lo que hemos venido siendo como nación.

Al respecto, el docente señaló que “en el municipio se generaba, para dicho siglo, el 57% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. Solo ese dato nos muestra un panorama de la trascendencia de cuidar el lugar y da razón de la belleza física de la localidad”.

Tareas en la agenda

Por ello, considera importante empezar a trabajar de manera mancomunada con el Ministerio de Cultura, fundaciones locales y la población residente, para conciliar el trato al patrimonio y consensuar y asesorar a la población del sector, con el fin de evitar la repetición de animadversiones y descuidos de lo patrimonial que se han presenciado en el resto del país.

El 2 de abril de 1980, mediante el Decreto 776 expedido por el Consejo de Monumentos Nacionales y de conformidad con lo previsto en el artículo 6º de la Ley 163 de 1959, se declaró al Centro Histórico de Ambalema como Monumento Nacional. Desde entonces, tolimenses de todas las áreas del saber han querido destacar y exponer la belleza de este territorio.

Desde la Universidad de Ibagué se trabaja a diario por el desarrollo regional; por ello, el tema de protección de patrimonio cultural ha estado vigente en el Programa de Arquitectura desde hace más de una década. La propuesta del Observatorio, según cree, será apenas el punto de partida para abordar también Mariquita y Honda, municipios con centros históricos valiosos para el departamento. 

El profesor Peñaloza también participó de la primera Mesa de trabajo multisectorial subregional, en la Casa del Tolima en Bogotá, al que asistieron los alcaldes de los tres municipios implicados, con el objetivo de dar a los Planes Especiales de Manejo y Protección (Pemp) acciones concretas, que se sumó a la intención de trabajar articuladamente con varios sectores.

Estas tres poblaciones conforman un triángulo excepcional, al ser los pilares para generar oferta de turismo histórico, cultural y ambiental en la región, al igual que oportunidades laborales y educativas. Por su pasión por la conservación, y su intención de potencializar la historia y el patrimonio arquitectónico del Departamento, Eduardo Peñaloza Kairuz es orgullo Unibagué.